Centenari enric valor

dissabte, de juny 28, 2008

lectura acrata del dia del orgullo gay


Las organizaciones pro-gubernamentales LGBT, han propiciado un concepto de aceptación social, amoldado a lo que la sociedad está preparada para aceptar. No ha cuestionado el modelo heterosexista que impregna toda nuestra cultura heredada del judeo-catolicismo, fundamentada sobre la construcción política y social del patriarcado.
El largo y arduo periplo que hemos atravesado los gais, lesbianas, bisexuales, transexuales, transgéneros, travestis y gentes de todo tipo, que no hemos conformado o querido vivir bajo la alineación heterocentrista, nos sitúan hoy en día en unas posiciones si cabe decirlo, más cómodas y menos hostiles a las agresiones y discriminaciones sociales y políticas. Esto no lo podemos poner en duda, pero si merece un análisis desde una visión que confronte con los parámetros patriarcales y heteronormativos sobre los que se cimientan la sociedad capitalista en la que vivimos.

Breve cronología de los movimientos pro-liberación homosexual

Podemos datar en la Alemania de mitad del siglo IXX, como el inicio de las primeras reivindicaciones en favor de la liberación homosexual. Este primer movimiento respaldado por escritores, médicos y científicos solicitó en 1869 al gobierno la derogación del párrafo 175 del Código Alemán, porque atentaba contra la libertad humana, al penalizar los actos y conductas homosexuales, defendiendo dicho comportamiento, estudiando y divulgando sobre las relaciones entre personas del mismo sexo, con la edición de una revista que recogía un amplio espectro de artículos. Ese mismo año se atribuye al Dr.Benkert, pionero en la lucha a favor de los homosexuales, quien acuña el termino Homosexual, con el objeto de definir el comportamiento y la atracción sexual entre personas del mismo género. Comienza a utilizar está definición para contrarestar las múltiples e insultantes palabras con las que se hacía referencia a los-as homosexuales. A principios del siglo xx comienza a utilizarse la palabra homoerótico. Este termino da origen a otro, que rechaza a la vez la etimología patológica que carga la palabra homosexual, comenzando a emplearse la palabra Homofilia (atracción por un semejante) ya en la década de los 50 del siglo xx.

Tras afrontar diferentes conflictos que se dieron en aquellas décadas (La Primera Guerra Mundial, la postguerra ) y con una ferviente actividad, El Comité Científico y Humanitario es terriblemente perseguido y represaliado entre 1933 y 1935, hasta su completa desaparición a manos del nazismo.

En la década de los 50 resurgen en América y Francia el movimiento de liberación homosexual, pero el carácter que define a estos grupos es en la integración social, total y plena del mundo homosexual. La disposición de estos grupos a colaborar y sostener el orden moral, pronto genera el rechazo de otros-as homofilos-as que no están dispuestos-as ha rechazar sus rasgos identitarios y personales (estos grupos cuestionan y condenan el trasvestismo, la prostitución, la sexualidad plena y libre, el amarenamiento, el juego de roles, etc...) y entregarse a sostener y contribuir con la perpetuación del modelo social y moral imperante: machista, sexista y homófobo.

A finales de los 60, la eclosión multicultural y la nueva contra-cultura que agita a Occidente, más concretamente los USA y europa, empieza a perfilar un movimiento por la liberación sexual, al mismo tiempo que resurgen grandes movimientos como el de la comunidad afro por los derechos civiles y contra las discriminaciones raciales. El movimiento feminista que se rebela contra el concepto moral y religioso de la familia, la procreación y la subordinación al patriarcado; el de los-as indígenas norteamericano-as en defensa de su integridad e identidad como pueblo; el movimiento antimilitarista ampliamente apoyado debido a la política bélica del gobierno en aquellos años, y las fuertes luchas obreras muy violentas y respaldadas por miles de trabajadores-as, principalmente en la áreas más industrializadas del país.

El Movimiento por la liberación sexual engloba por un lado a homofilos, travestis, heterosexuales, putas, mujeres, chaperos y gentes de muy variada opción e identidad sexual, que reivindican una vivencia menos homogénea de la vida sexual y afectiva, a la vez que hace frente a los problemas más concretos con los que constantemente se tienen que enfrentar: el derecho a abortar, la libre elección sexual, la discriminación social y legislativa, la estigmatización de sus colectivos, la represión gubernamental, la imposición del matrimonio, la homofobia, etc... Recogen también la influencia del concepto amor libre (la libre unión entre personas, sin coacciones morales ni materiales, basadas en el mutuo o múltiple acuerdo) originario y de tradición libertaria, que adoptaron miles de mujeres y hombres en las primeras décadas del siglo xx, principalmente entre los-as obreros-as y sindicalistas de inspiración libertaria.

En un contexto de agitación y en el que gran parte de los colectivos sociales adquieren un planteamiento y discurso revolucionario, la noche del 28 de Junio de 1969, en un pequeño bar de ambiente del Village neoyorquino, hombres y mujeres hicieron frente a los abusos y la represión policial e institucional, provocando unos duros disturbios que se prologaron durante tres noches y culminaron con más de 300 activistas detenidos-as. Aquella redada en el Stonewall, marcó un punto y a parte de lo que hoy denominamos movimiento o comunidad LGBT [1], dando origen a la conmemoración del Día Internacional del Orgullo Gai.

En aquellos años, bajo la violencia del régimen dictatorial fascista, empiezan a surgir en España los primeros grupos y las primeras publicaciones y artículos del carácter homófilo. Hay que tener en cuenta que el Código Penal del régimen considera los actos y comportamiento homosexuales como un grave peligro para la moral y la religiosidad de la nación, reprimiendolos bajo la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social, en prisiones y centros especiales de reeducación, donde la práctica de tecnicas consideradas cientificas como la terapia de aversión, dibujan el día a día de miles de homofilos-as y pervertidos-as chaperos, prostitutas, y transvestidos-as y transformistas ligados-as tambié a la noche y al mundo del espectáculo.

Los últimos años del régimen fascista se caracterizan por la eclosión de múltiples grupos, organizaciones, partidos, asociaciones y sindicatos que comienzan a prefigurar diferentes proyectos y estrategias de cara a la lucha frontal contra la represión. A la par, otras organizaciones comienzan largos e intensos procesos de reconstitución, a pasos entre la clandestinidad y los primeros esbozos de una actividad pública y social. En 1977 un decena de organizaciones pro-liberación homosexual hacen público un manifiesto suscrito por unas seis mil personas. Este manifiesto es también dirigido a Landelino Lavilla, Ministro de Justicia, y en un plano muy amplio de reivindicaciones, denuncias y llamamientos de apoyo destacan como prioridades, la derogación de la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social y la Amnistia para todo-as los-as condenados-as por está: ... Exigimos la inmediata derogación de la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social y la disolución de los tribunales que la aplican. Esta Ley es una de las muestras más típicas de la opresión que ha ejercido la dictadura franquista en los últimos cuarenta años. Ley injusta, discriminatoria e inquisitorial que impide la justa defensa de los acusados y ni siquiera respeta los Derechos Humanos... , ... Amnistía para todas los homosexuales y para todos los condenados por la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social, con la consiguiente cancelación de antecedentes y destrucción de los registros previstos por esa Ley ... [2]

A finales de los 70, la American Phychiatrial Associatión y la American Phychological Associatión eliminan la homosexualidad del listado oficial de enfermedades mentales. Sin duda, un buen número de sectores médicos, psiquiátricos, religiosos y conservadores sufrieron un duro revés con este paso, ya que perdían por tanto gran parte de la base sobre la que sostenían sus teorías contra los homófilos-as y la homofilia.

Al mismo paso que se van admitiendo, conquistando reconocimientos y derechos no discriminativos y peyorativos sobre la homofilia, comienza otra nueva persecución y criminalización del colectivo LGTB en los primeros años de la década de los 80. La irrupción del V.I.H en la sociedad, y los primeros casos que conmocionan a la opinión pública. Rápidamente los sectores conservadores y religiosos atribuyen está nueva peste a los-as homofilos, iniciando una caza de brujas que vuelve a situar al colectivo LGBT muy lejos de los reconocimientos y el respeto conquistado en los últimos años. Surge el movimiento ACT UP, que reivindica la visibilidad de los contagiados-as y se posiciona frontalmente contra la subyugación y estigmatización de los-as portadores-as del VIH. Silencio = Muerte es la consigna más celebre de este movimiento, que rehabilita la dignidad de los-as afectados-as, y realiza una enorme labor sobre las prácticas sexuales de riesgo y métodos para combatirlas. Curiosamente, parte de este discurso y trabajo es más tarde empleado en las primeras campañas gubernamentales en la lucha contra el SIDA y en la concienciación sobre las prácticas sexuales de riesgo.

Ya en los 90, y tras la cortina de humo de la paz social, resurgen nuevos grupos e iniciativas con un carácter radical de la concepción sexual y social. En Madrid, la revista De un Plumazo, editada por la Radical Gai durante unos años, traza unas lineas muy concretas de pensamiento y acción, recuperando la filosofía de muchas de las organizaciones precursoras y revolucionarias nacidas en los 70, que más tarde sucumbieron entre muchas razones por el camino institucional y entreguista que adoptó gran parte del movimiento. Sus textos, análisis y documentos recogen desde manuales leather, formando sobre las prácticas sexuales de riesgo, lecturas sobre el V.I.H y la dignidad de los-as portadores, la crítica al modelo capitalista de la Comunidad Gai, teoría y debates sobre la deconstrucción sexual, la identidad de género, la construcción de las identidades sexuales, las teorías Queer [3], etc.. Acompañan en está línea transgresora y combativa, las mujeres del colectivo LSD (Lésbianas Sin Duda) que editan su propia revista Non Grata, y en la que se plantean debates y artículos sobre la lesbofobia, el feminismo y el movimiento por la liberación sexual, la sexualidad femenina, la identidad, el patriarcado, etc.. Estos grupos entre otros, rompen con el cerco de la asimilación social que distingue el discurso de las grandes e imperantes organizaciones LGBT del Estado. Participan en las manifestaciones del 28-J y lanzan un mensaje de alerta ante la inminente mercantilización del Movimiento.

La misma ruptura que vivieron el resto de movimientos políticos, sindicales y sociales ante y contra la asimilación del sistema, dividió al Movimiento LGBT, entre buenos ( los que optaron al acatamiento de las normas sociales) y los-as chicos-as malos-as que sostuvierón una visión y un activísimo de confrontación y combativo, defendiendo su autonomía frente a la institucionalización de otras organizaciones que a día de hoy siguen siendo las benefactoras del lobby rosa. Captadas y contagiadas desde su propia medula, estas organizaciones hoy en día no sólo sostienen un discurso de normalización, sino en la mayor parte de ellas bajo los intereses de algunos partidos políticos, que supieron atender y adoptar los mensajes y las necesidades de los mismos, ante el filón de miles de votos rosas.

Aún siendo monopolizador el mensaje pro-institucional que define a los grupos LGBT, existen otras organizaciones y grupos que además de cuestionar la linea de estos primeros, desarrollan un fructífero y profílico trabajo por la liberación sexual. Muchos de estos grupos, acogen las teorías Queer, que sostienen que todas las concepciones sexuales y de género son fruto de la construcción social, y por tanto considera que todas las formas o vivencias sexuales, afectivas y de género son igual de anómalas, frente a las categorías universales de homo-hetero y hombre-mujer. Queer, por tanto cuestiona las desigualdades sociales, las discriminaciones raciales y sociales, las desigualdades socio-económicas, el modelo capitalista, y el orden moral. Sin definirse ideologicamente, la teoría Queer es sensible y afín al pensamiento libertario, siendo muchos de sus grupos y organizaciones de un fuerte carácter antiautoritario. Hoy en día en el estado podemos encontrar a Hartza, Maribolheras, Queer Ekintza, Asambleas Queer o la ya extinta Federación de Inversos-as Libertarios-as. En Madrid, se organiza un Bloque Alternativo en la manifestación del Orgullo, que el año pasado bloqueó la carroza oficial del EuroPride (marca registrada del lobby rosa).

A nivel internacional el QueeRuptión ha pasado por Barcelona, Tel-Aviv, Nueva York, Berlin y esté año la cita del encuentro es en Roma. Diferentes campos de la ciencia como la psicología, la antropología, la sociología y la sexología han indagado y siguen estudiando desde una perspectiva Queer, respaladada en cientos de libros, artículos y ensayos.

La norma de lo-as normales...

¿En que nos hemos convertido? Hemos superado en parte mucho de el estigma que rondaba sobre nosotros-as como si fuese nuestra propia sombra, hemos ganado terreno en el marco legislativo y jurídico que ha abierto posibilidades que nos igualan en muchos aspectos, en derechos como a nuestros-as vecinos-as hetero-normales. La visibilidad y la voz del Movimiento LGBT tiene hoy mayor presencia y repercusión socio-política, que duda cabe de ésto. Pero al mismo tiempo que han ido adquiriendo un mayor calado y proyección social, se va entregando dócilmente a las redes capitalistas. El espectáculo en el que han convertido las manifestaciones del Orgullo Gai, expone nítidamente como hemos pasado de ser la minoría que se besaba reivindicativamente en la Puerta del Sol, a congregar a cientos y cientos de miles de personas en todo el globo, a lo que hoy han pasado a denominar Desfile del Orgullo Gai.

Las organizaciones pro-gubernamentales LGBT, han propiciado un concepto de aceptación social, amoldado a lo que la sociedad está preparada para aceptar. No ha cuestionado el modelo heterosexista que impregna toda nuestra cultura heredada del judeo-catolicismo, fundamentada sobre la construcción política y social del patriarcado, y sigue hoy en día profundamente arraigada en el comportamiento colectivo y personal. Aunque reivindique y construya otros modelos familiares, sigue sosteniendo un modelo familiar intimamente ligado al modelo heterosexual, pero que en ningún caso cuestiona o lucha contra está Institución social que coarta y reprime la libertad del individuo frente a la presión socio-familiar. Excluye y reniega de otras múltiples practicas sexuales e identidades , estigmatizando y censurando a miles de individuos-as bajo su discurso moralista. Ha blindado zonas tradicionalmente de ambiente, construidas por activistas en un principio como espacios liberados en las grandes ciudades; en barrios elitistas y clasistas para una minoritaria comunidad Gai, que no es ni obrera, ni puta, y si tiburones de las finanzas y de la explotación del Bussines rosa. Han contribuido en la cimentación de roles, transmitiendo un mensaje lleno de clichés y materialismos sobre lo que hoy en día es y debe ser un Gai y una Lesbiana. Han vendido el contenido que un día tuvierón, para acomodarse al espectáculo capitalista.

El conflicto de fondo sigue estando en punto muerto, y no ha variado apenas. La sociedad ya no se escandaliza, de acuerdo, pero que a nadie le toque en su familia. La homofobia sigue siendo el problema de fondo, y la discriminación, el miedo y el acoso sigue marcando la fase de identidad sexual y de género de todos-as los jóvenes. Forzando en la construcción de una doble vida a muchos-as personas. Genera conflictos que no todos-as superan en la aceptación de su condición y orientación sexual, provocando sufrimiento y en muchos casos arrastrando a unos-as al suicidio, y a otros-as a la auto-represión sexual. Sitúa a la mujer y lo femenino en un segundo plano, predominando la masculinidad y sosteniendo la lesbofobia y el sexismo entre la comunidad gai.

Si para estas organizaciones LGBT, ser gai es sinónimo de reproducir las mismas pautas sociales, yo y otros-as muchos-as nos quedamos en la acera de enfrente y preferimos ser maricas, bolleras, bujarrones y putas con dignidad, criterio y personalidad.



Notas:

[1] Lesbianas, gais, bisexuales y Trans ( Transexuales, transgéneros, travestis)

[2] Firman los grupos homosexuales Agrupación Mercurío , EGHAM, FAGI, FAHPV, FHAR, MDH, MLH, MHA, UD

[3] Teoría Queer (TQ) eufemismo del ingles para definir raros-as, utlizado de forma peyorativa contra LGBT´s y adoptado por las personas que se sienten identificadas por está corriente de pensamiento.

divendres, de juny 27, 2008

no al hotel a la font roja


El Parc Natural del Carrascal de la Font Roja, en la comarca valenciana de l'Alcoià, té una superfície inferior a les 2500 hectàrees i pateix una excessiva pressió humana, especialment en l'anomenada àrea del santuari, que a hores d'ara ja acusa la degradació a causa de la concentració d'activitats.


No obstant això, l'Ajuntament d'Alcoi ha iniciat els tràmits per a licitar la construcció i explotació d'un hotel de fins a 50 habitacions justament en la zona del santuari, sense estudiar altres alternatives d'allotjament ni altres ubicacions que la normativa d'ordenació del Parc recomana.


L'estudi de viabilitat elaborat per l'Ajuntament no justifica la necessitat d'aquesta instal·lació i ni tan sols inclou un estudi d'impacte ambiental ni una avaluació de la capacitat de càrrega del paratge; això sí, és molt clar quan afirma que per a garantir la rendibilitat econòmica de l'hotel caldrà duplicar el nombre de visitants anuals fins arribar a 100.000.
A més a més, per a construir l'hotel pretenen enderrocar tot un conjunt d'edificacions de descans de principis del segle XX, protegides per la normativa del Parc i pel Catàleg d'Edificis d'Interés d'Alcoi, amb l'excusa que algunes es troben en estat de ruïna.

És, en definitiva, una decisió que posa el Parc Natural al servei del concessionari de l'hotel, i no a l'inrevés, com seria lògic esperar.

La Carrasca-Ecologistes en Acció d'Alcoi considera que un model de turisme més sostenible en la Font Roja hauria de passar per una aposta decidida per la descentralització i la descongestió de les zones més sensibles. Això implica fomentar i donar suport a una xarxa d'allotjaments petits situats en la perifèria del parc natural, amb la diversitat suficient per a donar servei a diferents classes de visitants: cases rurals de diferents tipologies, petits hotels, albergs, càmpings, etc. Aquestos establiments no només tindrien un baix impacte ambiental i possibilitarien un major contacte amb la natura, sinó que a més haurien de servir per a la restauració i millora dels masos, la potenciació de l'agricultura ecològica i l'elaboració i comercialització a petita escala de productes propis. És evident, a més, que aquest és un model que es basa sobretot en petites empreses familiars on els beneficis repercuteixen sobre una major quantitat de persones.

diumenge, de juny 22, 2008

accidentes laborales articulo de angeles maestro


Día tras día asistimos a la noticia de muertes por accidentes de trabajo, cada vez más arrinconada en los informativos y jamás objeto de debate en los mayores instrumentos de manipulación masiva, los tertulianos. Estas noticias son algo incómodo que tiende a ocultarse pudorosamente y que jamás genera reconocimiento oficial, ni casi social, más allá de la solidaridad de los compañeros y compañeras.



La escalada de accidentes mortales de trabajo, y de todos los demás, a penas produce algo más que una declaración de los "agentes sociales", sin consecuencia práctica alguna que no sea el consabido, y más que jugoso, incremento de los fondos destinados a formación gestionados por patronal y sindicatos.


Cuando se sacralizan el mercado y la competitividad, y la tasa de paro es un indicador macroeconómico más, subordinado a otros objetivos como el control de la inflación, es políticamente incorrecto recordar que el desempleo, la precariedad y el conjunto de condiciones de trabajo, son causa directa de enfermedad y muerte prematura.


La mejor expresión de la esencia depredadora del capitalismo es la relación directa entre desigualdades sociales y condiciones de vida – la más importante de ellas es la situación laboral – , el nivel de salud y las probabilidades de morir.


Las sucesivas reformas laborales realizadas por los diferentes gobiernos desde la Transición, la primera de ellas se incluyó en los mismísimos Pactos de la Moncloa, han tenido como objetivo central hacer de la precariedad, es decir de la temporalidad, la inseguridad, el alargamiento escandaloso de la jornada de trabajo y los salarios de miseria, el elemento estructural de las relaciones de producción en nuestro país. Marx lo demostró y 150 años después, la realidad obcecada lo confirma: la correlación de fuerzas manda y cuando los "representantes" de los trabajadores han aceptado la filosofía del enemigo de clase, y no hay aún expresión organizada de la fuerza de la clase obrera, la derrota está asegurada.


Los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales, a pesar de que la palabra accidente expresa la idea de que se trata de algo fortuito e imprevisible, son perfectamente evitables, ya que por definición se producen mediante la realización de una actividad diseñada por el ser humano que puede revestir modalidades diferentes o, más aún, no realizarse si el daño que produce es importante. Es un problema de prioridades sociales: la salud o la plusvalía.


Más allá de los estremecedores datos generales que refejan que cada día mueren cuatro trabajadores por la falta de medidas de seguridad suficientes y cuarenta se lesionan gravemente por el mismo motivo, los hechos muestran que la desregulación, las subcontratas masivas, y la temporalidad, determinan el incremento de accidentes y enfermedades profesionales y condicionan el subregistro de los mismos.


Los datos son contundentes:


La temporalidad en el Estado español triplica la media de la Unión Europea y ocupa el vergonzoso primer lugar en siniestralidad laboral.


Los trabajadores y trabajadoras con contrato temporal sufren el 60% de los accidentes. El contrato temporal va unido a bajos salarios y larguísimas jornadas de trabajo, factores determinantes del riesgo de accidentes.


La extensión masiva de las subcontratas en general y, sobre todo, para la realización de actividades peligrosas, se refleja así: el 81,5% de los accidentes mortales se produce en empresas de menos de 100 trabajadores y el 70% en empresas con menos de 50.


Los accidentes se ceban en los más jóvenes. El 29% de las lesiones que conllevan baja laboral se producen en trabajadores menores de 24 años. En el grupo de edad de menores de 19 años, el 87% de los accidentes con baja laboral se produjeron entre los que tenían contratos temporales.


Todas los factores de riesgo, subcontratación, temporalidad y juventud se acumulan y se exacerban en el caso de los trabajadores y trabajadoras inmigrantes. A todo ello hay que añadir condiciones como el hacinamiento, viviendas en ocasiones infrahumanas, dificultad en la comprensión del lenguaje, nula formación, etc.




En el caso de las enfermedades profesionales, cuyo reconocimiento tiene para el trabajador importantes consecuencias económicas, sociales y laborales, lo más significativo es que aún cuando se considera que un 25,4% de los trabajadores están expuestos a algún agente químico o físico peligroso, se calcula que sólo un 36% se identifican como tal.


El contacto con sustancias o agentes peligrosos tiene una relación directa con el cáncer. A pesar de que los escasos estudios epidemiológicos de mortalidad comparada reflejan incrementos significativos en determinadas zonas industriales, las actuaciones de la administración al respecto pueden calificarse de anecdóticas. La diferencia con las campañas contra el hábito de fumar, considerado una decisión individual, saltan a la vista, a pesar de que la intervención pública contra emisiones y vertidos peligrosos, y el control de su manipulación y exposición en el centro de trabajo tendría una eficacia práctica mucho más importante. Otra vez aparece, abrumadora, la dicotomía: salud o plusvalía, y la complicidad de las administraciones para priorizar esta última es clamorosa.


Es obvio reseñar que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales de 1995, que no contempla la intervención decisoria de la autoridad sanitaria en la empresa y que deja sin control a las pequeñas empresas, no altera ni un ápice un escenario de ley de la selva estructural en las relaciones de producción, que no ha hecho más que intensificarse, desaforadamente desde su aprobación. El cinismo con que se repite diariamente que la solución es la formación, en condiciones masivas de temporalidad contractual y cambio continuo sector de la producción entre los trabajadores precarios, tiene como única consecuencia práctica, como he dicho, llenar las arcas de la patronal y los grandes sindicatos.


La situación descrita bien puede calificarse de crimen organizado de la patronal contra los trabajadores, con la complicidad de gobiernos y sindicatos. Como la mafia, no tiene por objetivo la matanza, sino la consecución de beneficios, a cuyo objetivo no dudan en sacrificar la vida, la integridad física y la salud de quien haga falta. La única diferencia es que, en este caso, no se selecciona previamente la víctima. La cantidad de trabajadores y trabajadoras enfermos y muertos, que se repite y aumenta cada día, son sólo datos estadísticos que no merecen alterar ni un ápice el funcionamiento del sistema.


Mientras tanto, las muertes de mercenarios en misiones imperialistas de invasión de otros pueblos y no digamos los atentados de ETA – inclusive los que no producen víctimas - ocupan el primer plano de la actualidad y desencadenan una parafernalia mediática que, a duras penas oculta, su cada vez más escaso seguimiento por el personal de a pié, más allá de la consabida actuación de los cargos públicos, sus guardaespaldas y su clientelas.


Para dar una idea sintética de la realidad que se vive en el Estado español puede valer un último ejemplo. En febrero de este año el Tribunal Supremo sienta doctrina con una sentencia que admite la procedencia del despido de una trabajadora mientras estaba de baja laboral por enfermedad. Antes, en estas condiciones, el despido se consideraba nulo. A partir de ahora, entiende el "Alto" Tribunal que la "pérdida para la empresa del interés productivo en el trabajador" es un valor superior a proteger, por encima del derecho a la salud y al trabajo. Tal atrocidad tiene soporte legal: la reforma laboral de 1994, con gobierno PSOE, eliminó la prohibición expresa de despedir a un trabajador durante la baja laboral.


Esta noticia no tuvo eco en ningún medio de comunicación, salvo una pequeña reseña en el periódico gratuito 20 minutos. Como refleja Joaquín Arriola, las noticias de ese mismo día, 18 de febrero, en los grandes medios fueron las siguientes: "ETA hace estallar una bomba que causa grandes daños en los juzgados de Bergara" (El Correo), "Estalla una bomba ante la puerta de los juzgados de Vergara sin dejar víctimas" (El Mundo). "El PP regulará el uso del velo en la escuela y otros lugares públicos para no discriminar" (ABC). "Rajoy reformará la Ley de Igualdad para evitar el velo en las escuelas" (La Razón). "El PP restringirá el uso del velo en su "contrato" para los inmigrantes" (El País). "Rajoy recurre al miedo, Botín inspira confianza" (Público).


La penetración de la ideología dominante en la mente de la clase obrera a través de los grandes medios de comunicación (falsimedia), con su dosis masiva de tergiversación de la realidad, es vital para mantener la "paz social" en unas condiciones de previsible agudización de la lucha de clases.


La realidad que se avecina, en una situación de profunda crisis económica que apenas ha comenzado a apuntar, con despidos masivos, con el sistema de protección social y laboral reducido a mínimos, y con las cúpulas sindicales dispuestas a pactar lo que sea – y que serán nuevas reducciones de derechos y aumento de la "flexibilidad"- no augura más que nuevos desastres para la clase obrera.


La situación social puede producir estallidos de resultado incierto, si no conllevan la reconstrucción de la ideología y de la conciencia de clase, y se inscriben en nuevas alternativas organizativas que ya empiezan a gestarse.


Una buena noticia acaba de llegar. Los sindicatos CGT y ACTUB, que dieron soporte a la huelga ejemplar de los trabajadores de autobuses de Barcelona y que acabó con una gran victoria, han ganado las elecciones sindicales, han conseguido la mayoría en el comité de empresa y han barrido a CC.OO. y UGT que actuaron como esquiroles durante todo el conflicto.


Con todo el aparato mediático del poder en contra, no hay más alternativa que la lucha organizada que tiene como poderosa aliada la realidad misma que enfrenta la clase obrera y que desencadena en la lucha el enorme potencial de la conciencia de clase, y que es, en si misma, capaz de reducir a cenizas todo su aparato "informativo".


Para cambiar la correlación de fuerzas, única esperanza real, hay que enfrentar – desde nuevas _base_s – la reconstrucción del movimiento obrero.

dimecres, de juny 18, 2008

A CATÓLICA INDIGNACIÓN, DEVOTA PENITENCIA




La Cruzada contra el Mal de los integristas de naranja



17.06.08

Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Ateos (FIdA)





Mientras en Alemania se concede el premio Büchner de literatura al escritor Josef Winkler, cuya obra aborda una descripción crítica de los horrores producidos por el catolicismo, en nuestro país una avanzadilla de cruzados neogóticos conocidos como ?HazteOir.org? consiguen, mediante una simple campaña de envío masivo de spam, que tres de los principales grupos económicos españoles retiren su inversión publicitaria de la cadena televisiva La Sexta por emitir, según aquellos, contenidos ?ofensivos? con los sentimientos religiosos de la mayoría de la población.



El último éxito del caudillo de los ultras, Ignacio Arsuaga, ha radicado en conmover a los responsables de imagen de El Corte Inglés, quienes esta misma mañana, por boca de Ángel Barutell, director de Relaciones Externas de la multinacional, expiaban su pecado ?se habían escondido tras la pantalla de una poco profesional ?central de medios?- y afirmaban estar ?molestos e indignados? por haber sido inducidos a pagar publicidad en cierta diabólica cadena cuya enseña es el número maldito. Días atrás, el director de marketing de El Ocaso, la compañía del sol menguante, señalaba airado que ?no iba a permitir? que su empresa promocionara programas que pudieran ofender a ?cualquier tipo de sentimientos de grupos ciudadanos?. Y antes aún, el pasado día 8, el director de relaciones públicas de la cervecera holandesa Heineken, Diego Antoñanzas, maldecía el ?sesgo laicista? de ?Salvados por??, y corría a retirar su dinero y sus verdísimas bendiciones del programa blasfemo.



El hígado de los ultracatólicos filtrará, ya sin complejos, el caldo holandés, deambulará en éxtasis por los grandes almacenes de don Isidoro y esperará tranquila su jubilación, saboreando las ventajas fiscales de invertir en El Ocaso. Han demostrado estas empresas que el argumento sociológico, antaño empleado con cierto éxito por la Iglesia, puede constituir un factor de riesgo, y que en tiempos de crisis ?o de ?desaceleración económica?- debe optarse por el campo católico antes que por el de la indiferencia religiosa. En definitiva, el dinero tiende a ser apostólico y romano, de derechas, buen consumidor y mejor previsor.



Arsuaga, quizá enturbiado por la mística de la gloria, y animado siempre por las generosas donaciones procedentes de ciertos lobbys fundamentalistas republicanos ?no de esos tricolores que logran cabrear al piadoso Bono, por supuesto, sino de los de americanos del norte- ha hablado de ?un nuevo éxito del movimiento cívico? por la ?auténtica? libertad de conciencia. No negamos la palma, y felicitamos su estrategia. Tememos, desde luego, que la citada autenticidad se deba más a la memoria del catecismo Ripalda que al derecho de todos, pero no puede sorprendernos, especialmente cuando se atribuye a la compañía que financió los carteles de bienvenida a Benedicto XVI para su periplo fallero, o que impide sistemáticamente la distribución de libros críticos con la mafia política de este país, o que patrocina a la cadena de los obispos y del condenado Federico. Pero, en fin, cualquier empresa privada puede actuar como estime conveniente, fidelizar al sector de mercado que prefiera y jugar su baza en el botín comercial, destino ineludible del sudor y de la pena.



Lo verdaderamente interesante, en este caso, consiste en la pérdida real de imagen de los inclinados. Es norma, en todo Estado de derecho, que nadie se someta a las exigencias de un chantaje, porque los fanáticos y los secuestradores se crecen y la amenaza contra las libertades aumenta. Cuando de conciencia se trata, ninguna está amparada por la protección divina ni libre de críticas. Esto, que es tan fundamental en un régimen democrático como el sufragio universal, implica que la libertad de expresión esté por encima de pretendidos escrúpulos personales, y que delitos como el de ?blasfemia? constituyan residuos totalitarios apegados, cual negras garrapatas, al Código Penal.



Jaleados por una opinión pública minoritaria pero persistente, las conquistas de Arsuaga se limitan a las argucias clericales de siempre. Fanáticos y henchidos de fe, al igual que sus iguales de Oriente, los medios empleados no alcanzan, de momento, y por citar una monstruosidad reciente, la contundencia coránica exhibida hoy en Bagdad, con sus más de cincuenta asesinados. Pero las proclamas de estos alucinados yihadistas del Espíritu Santo dejan bien clara su inspiración política, que consiste en defender la fe con la extorsión y en imponer una rígida censura frente a la crítica. Cambian los uniformes y cambian las circunstancias, pero el espíritu ?¡ay!- siempre permanece. Malditos libros sagrados, que impiden el aprendizaje de la auténtica lectura?



A la Conferencia Episcopal le molesta el ?ruido? de los apóstatas, y a los cruzados mágicos de Arsuaga el humor ácido que desvela la miseria y la arrogancia del clero. A nosotros, ateos, no se nos permite sentir la herida de la ofensa. Pero sí, ésta se produce, y ocasionalmente con intensidad. Especialmente cuando los gobiernos y los ciudadanos se arrodillan ante una cruz o una media luna, o cuando Papas, sheiks y prelados claman por la paz y financian la guerra. Ésas son, en el fondo, las verdaderas blasfemias de todo tiempo.



Para esa laya anaranjada, toda crítica a la única y sacrosanta Católica es siempre una crítica impúdica, que ha de ser vengada. Como atestigua el todavía alcalde de Morón, el pueblo creyente sigue cantando a María Auxiliadora, y el poderío económico, al unísono, entona penitencias, rogativas y el mea culpa convenido. Eso sí, ahora, tras lo de Arsuaga y sus secuaces, sin dignidad y sin pantalones?

divendres, de juny 13, 2008

sobre el teatro calderon, javier llopis


Visto el principio, el nudo y el desenlace, ya nadie duda de que la privatización del Teatro Calderón de Alcoy es un enorme "pastissot". Nos hallamos ante una operación indefendible, que huele a la legua a compromiso y a traje a la medida. Es un escándalo que ha conseguido avergonzar, incluso, a sectores del PP local, que no entienden porqué demonios un gobierno municipal tiene que desgastarse en este tipo de componendas.
Hágamos un poco de historia. Un Ayuntamiento se gasta casi 6 millones de euros en la reforma de un teatro. Tras convertir un recinto ruinoso en un espacio escénico magnífico, esta corporación decide renunciar a la gestión del mismo y le entrega el Calderón a una empresa privada, que durante 4 años cobrará una media de un millón anual por gestionar esta infraestructura cultural. Además, esta empresa (la única que concurre al concurso) aplicará unas altísimas cuotas a cualquier entidad alcoyana que quiere utilizar este teatro. A todo esto hay que añadirle que la concesionaria ni siquiera se molesta en nombrar un director alcoyano para cubrir las apariencias y deja la máxima responsabilidad en manos de un ex edil del PP de Altea, claramente situado en los sectores zaplanistas (léase peraltistas) del partido.
Ante este panorama, no es extraño que la oposición en bloque ponga el grito en el cielo. Sin embargo, lo que sí es raro es que el mundo de la cultura alcoyana acoja con un clamoroso silencio la hipoteca de la principal infraestructura cultural de la ciudad. Sorprende que ni una sola de las numerosas entidades locales haya hecho ni el más mínimo comentario crítico hacia una decisión del gobierno municipal que va a infuir de forma muy negativa en su futuro.
Esta paradoja nos sitúa ante las singulares relaciones que existen entre los colectivos culturales y el poder. La dependencia de las subvenciones, sin las cuales estas entidades no podrían sobrevivir, se ha institucionalizado como un instrumento de control y a nadie le extraña que estos grupos miren hacia otro lado cuando una administración hace una barrabasada.

dijous, de juny 05, 2008

ha mort josep vicent marques


Havia estat un referent intel·lectual del nacionalisme, de l'esquerra alternativa, del feminisme i de l'ecologisme

El sociòleg i escriptor Josep Vicent Marquès, mort ahir, serà soterrat al cementiri de València avui, a les 15.30. Vinculat des de sempre als moviments de l'esquerra antiautoritària, fou un dels introductors al País Valencià de l'activisme ecologista i un gran defensor de la igualtat de sexes. Josep Vicent Marquès era molt conegut pels seus articles de premsa i pels seus llibres, especialment per 'País Perplex', que li meresqué el Premi Octubre del 1974, i 'No és natural'. Grups, partits i associacions, a més de la Universitat de València, de la qual era professor, han fet públic el seu condol.

Per la Intersindical Valenciana, Marqués ha estat una figura clau en la lluita per l'alliberament nacional, social i femení del País Valencià. També en la defensa del territori contra l'especulació i la destrucció. En definitiva, ha estat 'un exemple de persona compromesa amb el seu poble i amb el seu país' i per això 'manifesta una profunda tristesa per la seua mort'.

També el Bloc Nacionalista Valencià ha fet públic el seu condol. La secretària d'Organització i portaveu de l'Executiva Nacional del Bloc, Pepa Chesa, ha expressat la 'profunda tristesa' de la formació nacionalista per la desaparició de Josep Vicent Marqués, guardonat amb el premi Bloc d'Honor del partit. Per la dirigent nacionalista, Marqués 'ha estat una figura imprescindible per a entendre el desenvolupament del valencianisme polític de la transició ençà', i n'ha destacat el 'ferm compromís amb el medi, amb el feminisme i amb l'esquerra'.

En un comunicat Ca Revolta diu: 'Josep-Vicent estava malalt aquests darrers anys. El seu adéu ens deixa, tanmateix, una mica perplexos. Però amb una perplexitat activa, incisiva i iconoclasta.' Acció Cultural del País Valencià també s'ha sumat al dol afirmant que els valencians perdien 'un home que ha estat una referència durant dècades'. L'editor i president d'Acció Cultural del País Valencià (ACPV), Eliseu Climent, ha recordat l'escriptor valencià Josep Vicent Marquès com una persona situada 'sempre més enllà de 'l'establishment' del país'; introductor de nous valors com l'ecologisme o el nacionalisme quan 'ningú no en parlava'. Per Climent, 'més enllà del valor personal com a amic', el País Valencià i els Països Catalans 'perden una persona de referència'. Malgrat aquesta 'pèrdua tristíssima', 'queda la seua obra, amb llibres com 'País perplex', 'Amors impossibles' i 'Tots els colors del roig', una herència molt útil'.

Esquerra Unida del País Valencià ha dit a través de la seva coordinadora, Glòria Marcos: 'La pèrdua de Josep Vicent Marqués ens deixa sense un dels pensadors més importants del País Valencià i sense una figura clau de la universitat valenciana.'

Nat el 1943, fou, durant dècades, Josep Vicent Marqués un dels representants intel·lectuals de l'esquerra valenciana. S'havia destacat com a militant de grups nacionalistes clandestins: Moviment Social-cristià de Catalunya, Germania Socialista, Partit Socialista Valencià. En les eleccions del 1979 fou candidat al senat espanyol per una coalició de grups de l'esquerra valencianista. Marquès, que sempre mantingué una actitud iconoclasta, pregonà durant la campanya un lema que es féu popular: 'Ni fam, ni fum ni fem'.

dilluns, de juny 02, 2008

la mort de sebastià salellas


Hem tingut el gran plaer de compartir moments històrics amb tu. Victòries i alguna derrota. Però dins nostre, molt més que tot això, ens quedarà per sempre en el record una gran persona, un extraordinari lluitador: un company, un amic.

Expressem el nostre més sentit condol per a la família i amistats.

Perdem un dels grans, que tanta llum i força ens ha donat.

Fins sempre, Sebastià,